Nuestra Filosofía
Nuestra Historia
Nuestras Marcas
Nuestros Productos
Fortalezas
Prensa & Comunicación
Políticas de Calidad
Recursos Humanos
Principales Cifras
Contáctenos
Participación en eventos
NUESTRO PROGRESO
Adaptarnos en momentos de crisis
 
Beneficios a la hora de comprar y no producir
En la década del 90 la economía del país y el dólar bajo (u$s 1 a $1) generaban una amplia posibilidad de inversión  en equipamiento, que provenía mayoritariamente desde el exterior, como así también de insumos y materias primas. Contrario a eso, la escasez de empleo y los bajos niveles salariales eran consecuencia directa de la baja productividad de las empresas y la recesión afectaba no sólo al empleo sino a todo el sector industrial. Este contexto, propiciaba la mano de obra de bajo costo y la gran oferta de recursos humanos desocupada, situación que permitía contar con personal calificado en gran cantidad para cubrir todas las  áreas  productivas o de elaboración.
 
Veamos un detalle más descriptivo:
Un supermercado de 3500 mts. cubiertos, requería de una inversión en equipamiento e insumos de aproximadamente 650 mil a 850 mil dólares, sin contar los costos laborales resultantes de dicha inversión que demandarían un capital humano de entre 24 a 28 recursos, entre personal de mando superior, personal calificado y operativo. Esto por lo general arrojaba costos de un 26% de producción.
 
Si analizamos que de la facturación total de un supermercado de las dimensiones indicadas, el  2.5% al 3% correspondía al Sector Panadería, al índice de rentabilidad obtenido, había que restarles los costos de mantenimiento de maquinarias y equipamiento, los costos laborales, y los costos funcionales del negocio (luz, gas, etc.), por lo que el índice de ganancia que arrojaba resultaba negativo.
 
Beneficios a la hora de tercerizar producción

La tercerización de producción  permite mantener un nivel de stock deseado y permanente sin faltantes. Permite tambien unificar la misma linea de producción y de producto en toda la cadena, en relación no solo al producto final, sino a su materia prima, estética, y presentación. La tercerización disminuye cuantitativamente el nivel de merma y/o decomisos innecesarios, posibilita el stock de producción congelada, situación que beneficia al cliente, ya que cuenta con mercaderia día a día y reposición inmediata en horas pico.

A nivel económico y en función de los costos de inversión, el cliente sólo requiere de un capital inicial de no más de u$s 100.000 que incluye equipamiento (1 cámara de congelado, 1 de frío y un horno con fermentación) más un pequeño sector adaptado al negocio de aproximadamente 40 m2.

En cuanto a la inversión de recursos o personal, sólo requerirá un máximo de 4 personas entre personal calificado y operativo, para desarrollar un nivel de ventas óptimo.

En resumen, a la hora de analizar el negocio, la rentabilidad que se obtenía en la elaboración propia, ya no es la misma. En este caso el margen de ganancia neta asciende a un 35% a 40 % con un costo en materia de recursos humanos, no superior al 8% y una inversión inicial del 12%. (ver : “Beneficios a la hora de comprar…”)

Como se puede ver en éste ultimo punto, esta alternativa permite una amplia rentabilidad, bajos costos de inversión y de capital humano y la oportunidad de desarrollar un negocio sustentable y exitoso.
 
La tercerización de producción permite mantener un nivel de stock deseado y permanente sin faltantes, unificar la misma línea de producción y de producto en toda la cadena, en relación no solo al producto final, sino a su materia prima, estética,
y presentación.
Contáctenos


Grupo Almar 2008 - Todos los Derechos Reservados. Sgto. Cabral 2490 - Don Torcuato - Tigre - Buenos Aires. - Argentina. Tel/Fax: (054) 11-5533-4400 y Rotativas.
grafica vehicular | posicionamiento web